Wednesday, November 25, 2015

Grateful For Now (Agradecida por el Ahora)

Every year in November I look back.

Back to 11 years ago when my health crashed and my life journey took an unexpected path. Every November marks another year on this strange journey. But every year I can see good things that God continues to bring out of the trials. Every year I see His faithfulness, His kindness, His grace.

Looking back I have much to be grateful for.
 

Every November I also look ahead.

Ahead to what I believe God will do in and through my life. Ahead to the fulfillment of promises God has given me. Ahead to new adventures and new joys. I know He will continue to do more than I can ask or imagine! 

Looking ahead I can give thanks by faith for all God will do.


I think the hardest part sometimes is being grateful for now.

Right now, still facing struggles, living with daily challenges, praying for strength for today...right now, can I give thanks?

One day, today will be a memory, and I'll look back and see God's faithfulness and grace to me. 

One day, I'll see how today was a stepping stone to my future, a necessary part of God's great plan for me. 

But can I see that right now?

Sometimes I can. Sometimes I can't. Perhaps that's why being grateful for now is more challenging. It requires faith. To look at today, with all its tedious annoyances or painful struggles - and still give thanks.

Thanks that God is with me always, even today.
Thanks that God loves me always, even today.
Thanks that God's grace pours over me always, even today.
Thanks that Jesus is my source of joy always, even today.

Yes, there is much to be thankful for today. The choice is mine. The choice is yours.

Today, in this moment, I'm grateful for now.


Agradecida por el Ahora

Cada año, en noviembre, miro hacia atrás.

Atrás hasta hace once años cuando mi salud se derrumbó y el viaje de mi vida tomó un camino inesperado. Cada noviembre marca otro año en este desconocido camino. Pero cada año puedo ver cosas buenas que Dios continúa sacando de las pruebas. Cada año veo Su fidelidad, Su bondad, Su gracia.

Mirando hacia atrás tengo muchas cosas por las cuales estar agradecida.

Cada noviembre miro también hacia adelante.

Adelante hacia lo que creo que Dios hará en y a través de mi vida. Adelante a las promesas que Dios me ha dado. Adelante a nuevas aventuras y nuevas alegrías. ¡Sé que seguirá haciendo más de lo que puedo pedir o imaginar!

Mirando hacia adelante puedo dar gracias por fe por todo lo que Dios hará.

Pienso que a veces la parte más difícil es estar agradecida por el Ahora.

Ahora mismo, enfrentando luchas todavía, viviendo con desafíos diarios, orando por fortaleza para hoy… ahora mismo, ¿puedo dar gracias?

Un día, hoy será un recuerdo, yo miraré atrás y veré la fidelidad y gracia de Dios para mí.

Un día, veré cómo hoy fue un escalón a mi futuro, una parte necesaria del gran plan de Dios para mí.

Pero, ¿puedo verlo ahora mismo?

A veces puedo. A veces no. Quizá es por eso que estar agradecida por el ahora es más desafiante. Requiere fe. Mirar al hoy, con todas sus tediosas molestias o luchas penosas – y todavía dar gracias.

Gracias porque Dios está conmigo siempre, inclusive hoy.
Gracias porque Dios me ama siempre, inclusive hoy.
Gracias porque la gracia de Dios se derrama sobre mí siempre, inclusive hoy.
Gracias porque Jesús es mi fuente de gozo siempre, inclusive hoy.

Sí, hay mucho porqué estar agradecidos hoy. La decisión es mía. La decisión es tuya.

Hoy, en este momento, estoy agradecida por el ahora.

Wednesday, November 11, 2015

What's In A Name? (¿Qué hay en un Nombre?)

A good name is more desirable than great riches (Proverbs 22:1a).

What is the most common name among the people you know?

Amongst my acquaintance, the most popular girl's name hands down is Jennifer, or some form of it (Jenni, Jenna, Jen, etc.). And the most common boy's name is by far David/Dave. Names like Katie and Kim for girls, and Josh and John for boys would be distant seconds. But I only know one Dacia and one Davor. =)

This is the kind of random stuff I think about when I'm brushing my teeth or sitting somewhere waiting for an appointment. What does it matter? Well, I think that regardless of how popular or unusual, each person's name is significant.

A name can remind us of who we are, or of who God is. Names can reflect family heritage or values. Our name is part of who we are. 

Ever wonder why David is such a popular name? Perhaps one reason may be that it means "beloved." Can you imagine how significant that was to David in the Old Testament? His father thought little of him, his brothers disregarded and mistreated him, but David wrote dozens of Psalms that showed he clearly knew he was God's beloved.

In the Bible names have huge significance, and God frequently changed someone's name to reflect their new relationship with Him, such as Abram (exalted father) to Abraham (father of nations). Or when Jesus changed Simon's name to Peter, and later changed Saul to Paul. I think God wanted these men to be continually reminded of the work He had done and would do in their lives. Each mention of their new name was a fresh reminder.

Years ago I learned that my name means "God is gracious." And that truth has proven to be the theme of my life. So often when I hear someone say my name, it's like I hear God reminding me, "I am gracious to you."

Of course the most important name any of us can receive isn't the one we're given at birth. No matter what name our parents chose for us, our heavenly Father, through Jesus, has given us the best name of all, one that will last for eternity!

How great is the love the Father has lavished on us, that we should be called children of God! -1 John 3:1a

But you have come to Mount Zion, to the heavenly Jerusalem, the city of the living God. You have come to thousands upon thousands of angels in joyful assembly, to the church of the firstborn, whose names are written in heaven. -Hebrews 12:22-23


P.S. If you're curious about the meaning of any name, there are different websites you can check. At times there's a little variation between meanings on different sites, but here are two sites that I've used before:

http://www.babynames.com/
http://www.meaning-of-names.com/



¿Qué hay en un Nombre?

“Vale más la buena fama que las muchas riquezas…” (Pr. 22:1ª)

¿Cuál es el nombre más común entre la gente que conoces?

Entre mis conocidos, el nombre más popular para las chicas es, sin duda, Jennifer o alguna forma de ése (Jenni, Jenna, Jen, etc.) Y para los muchachos es, de lejos, David/Dave. Nombres como Katie y Kim para las chicas y Josh y John para los chicos podrían ser segundos, pero distantes. Pero sólo conozco una Dacia y un Davor. =)

Esta es la clase de cosas en las que pienso, al azar, cuando estoy cepillándome los dientes o sentada mientras espero para una cita en algún lugar. ¿Qué importancia tiene? Bueno, pienso que sin importar qué tan popular o inusual sea, el nombre de cada persona es significativo.

Un nombre puede hacernos recordar quienes somos o quien Dios es. Puede reflejar herencia o valores familiares. Nuestro nombre es parte de quienes somos.

¿Alguna vez te has preguntado porqué David es un nombre tan popular? Quizá una razón sea que significa “amado.” ¿Puedes imaginar cuán significativo fue para David en el Antiguo Testamento? Su padre lo menospreciaba, sus hermanos lo ignoraban y maltrataban, pero él escribió docenas de salmos que mostraban que él sabía claramente que era el amado de Dios.

En la Biblia los nombres tienen un significado enorme y frecuentemente Dios le cambiaba el nombre a alguien para reflejar su nueva relación con Él, como Abram (padre exaltado) a Abraham (padre de naciones). O cuando Jesús cambió el nombre de Simón a Pedro y más tarde el de Saulo a Pablo. Creo que Dios quería que estos hombres recordaran continuamente la obra que había hecho y haría en sus vidas. Cada mención de su nuevo nombre fue un recordatorio fresco.

Hace años aprendí que mi nombre significa “Dios es bondadoso.” Y esa verdad ha probado ser el tema de mi vida. Con mucha frecuencia cuando escucho a alguien decir mi nombre, es como si escuchara a Dios recordándome: “Soy bondadoso contigo.”

Claro, el nombre más importante que cualquiera de nosotros puede recibir no es el que nos dan al nacer. Sin importar cual nombre escogieron nuestros padres para nosotros, nuestro Padre celestial, a través de Jesús, nos ha dado el mejor nombre de todos, ¡uno que durará por la eternidad!

“¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios!” –1 Jn. 3:1ª

"Por el contrario, ustedes se han acercado al monte Sión, a la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios viviente. Se han acercado a millares y millares de ángeles, a una asamblea gozosa, a la iglesia de los primogénitos inscritos en el cielo." –He. 12:22-23a