Wednesday, May 25, 2016

On The Waters (Sobre las Aguas)

Last month I was blessed to attend the Global Media Summit in TX. It was an incredible experience! I loved meeting Christians passionate about using media for the gospel. There was a lot of practical information shared that was so helpful. But the main themes were about staying close to our heavenly Father and about the vital role of prayer. I left the Summit inspired, encouraged and challenged. Yet looking at the path ahead, I feel in need of much greater faith!

One of the songs we sang during the worship time was called "Oceans." It's been around for a while, but this was the perfect timing for me to really receive the message of the song. When God calls us out on the waters, where much more faith is required, all we need is to keep our eyes on Jesus and to rest in His love and grace.

In His kindness, God gave me a visual illustration of this only days after I left TX.

I was at the beach enjoying some fresh ocean air, when I saw something unusual. I don't know what it's called, but a man had a huge kite/sail thing attached to him with a cable of some kind. And he stood on a board (sort of like a snowboard). When the wind caught in the sail, he went skimming over the waves, way out on the water. Then he would change directions and come zipping back in toward the shore. Clearly it wasn't an easy thing to do. It obviously required physical strength, balance, skill, practice and courage. But I could tell the man was having a blast! And it was truly amazing to watch!

God showed me through that a picture of what life can be like with Him. With our feet planted on the Word of God, staying connected to the Father, and the wind of the Spirit lifting us up, we can ride across the waves, no matter how rough they are. And while it's not easy, I believe there is great joy in following Jesus out onto the waters and watching HIM do the impossible in and through our lives!

I believe God is calling me to things SO much bigger than I ever expected or dreamed! I definitely need increased faith to keep stepping out on the waters. Most of all I need to keep my eyes fixed on HIM and my soul resting in His embrace.

Thank you for your prayers! I will pray the same for you.


https://www.youtube.com/watch?v=N2PNTq_-mZs

Oceans

You call me out upon the waters
the great unknown where feet may fail
and there I find you in the mystery
in oceans deep my faith will stand.

Chorus:
And I will call upon your name
and keep my eyes above the waves
when oceans rise
my soul will rest in your embrace
for I am yours and you are mine.

Your grace abounds in deepest waters
Your sovereign hand will be my guide
where feet may fail and fear surrounds me
you've never failed and you won't start now.

Chorus

Spirit lead me where my trust is without borders
let me walk upon the waters
wherever you would call me
take me deeper than my feet could ever wander
and my faith will be made stronger
in the presence of my Savior.

I will call upon your name
keep my eyes above the waves
my soul will rest in your embrace
I am yours and you are mine.

"Those who know your name will trust in you, for you, LORD, have never forsaken those who seek you." -Psalm 9:10


Sobre las Aguas

El mes pasado fui bendecida asistiendo a la Cumbre Global de Medios en Texas. ¡Fue una experiencia increíble! Me encanta conocer cristianos que se apasionan por el uso de los medios para compartir el Evangelio. Compartieron mucha información práctica que fue muy útil. Pero los temas principales fueron sobre permanecer cerca a nuestro Padre celestial y sobre el papel vital de la oración. Salí de la Cumbre inspirada, animada y desafiada. Sin embargo, mirando al camino que hay por delante, ¡me siento en necesidad de fe mucho más grande!

Una de las canciones que cantamos durante el tiempo de alabanza se llamaba “Océanos.” Ha estado por ahí por un tiempo, pero este fue el momento perfecto para mí para recibir verdaderamente su mensaje. Cuando Dios nos llama fuera, a las aguas, donde mucha más fe se requiere, todo lo que necesitamos es mantener nuestros ojos en Jesús y descansar en Su amor y gracia.

En Su bondad, Dios me dio una ilustración visual de esto solamente unos días después que salí de Texas.

Estaba en la playa disfrutando del aire fresco del océano, cuando vi algo inusual. No sé cómo se llama, pero un hombre tenía una enorme cometa/vela unida a él por un cable de alguna clase. Y se paró sobre una tabla (algo parecido a una tabla para la nieve). Cuando el viento pegó contra la vela, él se fue deslizándose sobre las olas, lejos sobre el agua. Luego cambiaba la dirección y volvía zigzagueando hacia la orilla. Claramente no era algo fácil de hacer. Obviamente requería fortaleza física, equilibrio, habilidad, práctica y coraje. Pero podía ver que el hombre ¡se estaba divirtiendo grandemente! Y ¡fue verdaderamente increíble verlo!

Dios me mostró a través de ese cuadro cómo puede ser la vida con Él. Con nuestros pies plantados en la Palabra de Dios, permaneciendo conectados con el Padre y con el viento del Espíritu levantándonos, podemos cabalgar sobre las olas, sin importar lo bravas que sean. Y aunque no es fácil, creo que ¡hay gran gozo en seguir a Jesús sobre las aguas y verlo a ÉL hacer lo imposible en y a través de nuestras vidas!

Creo que Dios me está llamando a cosas ¡MUCHO más grandes de lo que nunca esperé o soñé! Definitivamente necesito una fe aumentada para seguir dando un paso fuera, a la aguas. Sobre todo, necesito mantener mis ojos fijos en ÉL y mi alma descansando en SU abrazo.

¡Gracias por sus oraciones! Yo también oraré por ustedes.


https://www.youtube.com/watch?v=2BJ0OA0nXPY

Océanos – (Donde mis pies pueden fallar)

Tu voz me llama a las aguas
donde mis pies pueden fallar
y ahí te encuentro en lo incierto
caminaré sobre el mar.

Coro:
A tu nombre clamaré
en ti mis ojos fijaré
en tempestad descansaré en tu poder
pues tuyo soy hasta el final.

Tu gracia abunda en la tormenta
tu mano oh Dios, me guiará
cuando hay temor en mi camino
tú eres fiel y no cambiarás.

Coro

Que tu Espíritu me guíe sin fronteras
más allá de las barreras
a donde tú me llames
tú me llevas más allá de lo soñado
donde puedo estar confiado
al estar en tu presencia.

“En ti confían los que conocen tu nombre, porque tú, Señor, jamás abandonas a los que te buscan.” –Salmo 9:10

Wednesday, May 11, 2016

People Say The Funniest Things (La gente dice cosas muy chistosas)

This week I thought I'd share something more humorous and light-hearted. Enjoy! =)


I know I don't look my age. I've always appeared much younger than I am. When I was in college a little boy I was babysitting couldn't believe I was 21. After a moment of shocked silence, he said to me, "That means when you're 84 you'll only look like you're 74!" Something to look forward to for sure. =)

Then there was the time I was flying home for college break and sitting in the exit row. The flight attendant stopped and asked me how old I was. (You have to be at least 14 to sit in an exit row.) I was slightly offended to be mistaken for a teenager, but in hindsight, she was probably just doing her job.

As my health has improved, I've been out and about more. While in some ways it feels like I lost the last 10 years of my life, I have still aged. But most people assume I'm in my early 20's. Like the older man at McDonalds who asked if I was on spring break from college. And the clerk in the grocery store who told me, "You look too young to have gray hair." 

Sometimes looking younger comes in handy. Like if I want to order off the kids menu at a restaurant. Or if I'm lost and have to ask for directions. Or if I'm totally confused about something and ask the person to repeat it five times until I finally understand. I figure they just think I'm a silly college student. =)

I think the funniest one lately was when I went to an adult Bible study. The age range of the adults was mid-fifties to early 90's. Someone asked who put me in with the "old folks." I tried to explain that I'm not as young as I look, I'm actually in my 30's. One of the ladies looked at me and said, "Honey, I've got clothes older than you!" =)

It's funny how different people have different perspectives of what they see. To the little boy, it was unthinkable that I was as old as 21. To the elderly lady, mid-30's meant not being around as long as some of her wardrobe. Same me, but different perspectives.

I think if we're not careful, we can let others' perspectives of us distort how we see ourselves. In reality the only one who see us perfectly and rightly is God Himself. He sees everything - all our flaws, weaknesses, frailties, talents, abilities, gifts, needs, desires.... He knows us better than we know ourselves. His perspective is the one we need.

I'm learning that the more I see myself the way God sees me, the more truly "me" I become.

So it doesn't really matter if I look like I'm 21, or if I have gray hair in my 30's, or if I can't sit in an exit row. =) What matters is who God says I am, and living my life according to what HE sees in me.


"For you created my inmost being; you knit me together in my mother's womb. I praise you because I am fearfully and wonderfully made; your works are wonderful, I know that full well." -Psalm 139:13-14

"Therefore, if anyone is in Christ, he is a new creation; the old has passed away, behold the new has come." -2 Corinthians 5:17

"Praise be to the God and Father of our Lord Jesus Christ, who has blessed us in the heavenly realms with every spiritual blessing in Christ. For he chose us in him before the creation of the world to be holy and blameless in his sight. In love he predestined us for adoption to sonship through Jesus Christ, in accordance with his pleasure and will—" -Ephesians 1:3-5


La gente dice cosas muy chistosas

Esta semana pensé en compartir algo más jocoso y alegre. ¡Disfrútalo!=)


Sé que no parezco tener la edad que tengo. Siempre he parecido mucho más joven de lo que soy. Cuando estaba en la universidad un pequeñito al que estaba cuidando no podía creer que yo tenía 21. Después de un momento de silencio conmocionado me dijo: “¡Eso significa que cuando tengas 84 parecerá que solamente tienes 74!” Algo que esperar, de seguro. =)

Luego vino el tiempo cuando estaba volando a casa por las vacaciones de la universidad y sentada en la fila de la salida de emergencia. La auxiliar de vuelo se detuvo y me preguntó qué edad tenía. (Tienes que tener por lo menos catorce años para sentarte en la fila de la salida de emergencia.) Me sentí ligeramente ofendida porque me confundieron con una adolescente, pero retrospectivamente, lo más probable es que ella estaba sencillamente haciendo su trabajo.

A medida que mi salud ha ido mejorando, he estado fuera de casa con más frecuencia. Aunque de alguna manera se siente como si hubiese perdido los últimos diez años de mi vida, de todas maneras han pasado los años. Pero la mayoría de la gente asume que tengo apenas un poco más de veinte. Como el señor de edad que en McDonalds me preguntó si estaba en las vacaciones de verano de la universidad. Y el dependiente de la tienda de víveres que me dijo: “Pareces muy joven para tener canas.”

A veces parecer más joven es de beneficio. Por ejemplo, si quiero ordenar el menú para niños en un restaurante. O si estoy perdida y quiero pedir indicaciones. O, si estoy totalmente confundida acerca de algo y pido a la persona que lo repita cinco veces hasta que finalmente entiendo. Me imagino que sencillamente piensan que soy una tonta estudiante de universidad. =)

Creo que la más chistosa últimamente fue cuando fui a un estudio bíblico para adultos. Las edades del grupo estaban entre los 50 y algo y los 90. Alguien preguntó quién me había puesto entre los “viejos.” Traté de explicar que no soy tan joven como parezco, en realidad estoy en mis treintas. Una de las damas me miró y dijo: “¡Querida, tengo vestidos que son más viejos que tú!” =)

Es chistoso cómo diferentes personas tienen diversas perspectivas de lo que ven. Para el pequeño niño, era impensable que yo tuviera tantos años, 21. Para la señora mayor medios 30 significó no haber estado por los alrededores tanto tiempo como su guardarropa. La misma yo, distintas perspectivas.

Pienso que si no tenemos cuidado, podemos permitir que las perspectivas de otros distorsionen cómo nos vemos a nosotros mismos. En realidad el único que nos ve perfecta y correctamente es Dios mismo. Él ve todo – todas nuestras fallas, debilidades, talentos, capacidades, necesidades, dones, deseos… Él nos conoce mejor de lo que nosotros mismos nos conocemos. Su perspectiva es la que necesitamos.

Estoy aprendiendo que mientras más me vea a mí misma como me ve Dios, en más verdaderamente “yo” me convierto.

Así que en realidad no importa si parece que tengo 20, tengo el cabello cano a mis 30 o si no me puedo sentar en la fila de la salida de emergencia. =) Lo que importa es quien dice Dios que soy y que viva mi vida de acuerdo con lo que Él ve en mí.

Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! –Salmo 139:13-14

Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! -2 Co. 5:17

Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo. Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, -Ef. 1:3-5