Wednesday, November 12, 2014

A Decade Later (Una Década Después)


Ten years ago this week, I made a very difficult decision and quit my job. My health had been getting steadily worse, and I finally realized I had to make some changes. I thought it would be a quick recovery and back to "normal" life. But I had no idea what kind of journey lay ahead of me. 

The last ten years have been some of the worst years and some of the best years of my life. 

I've experienced not just illness but despair, hopelessness, homelessness, debt from medical bills, near-death moments, crisis of faith, spiritual attack, and many more awful things.

But I've also experienced the amazing love, kindness, and generosity of God's people. I've felt God carrying me through the fire. I've watched Him do miracles for me. I've experienced His healing power, His resurrection life, and His beautiful work of restoration. 

I've had the privilege of leading a friend to saving faith in Jesus. I've been given grace and strength to write four books. I've met many wonderful people I wouldn't have known except on this path. 

I've been freed from past bondage, healed of past hurts, and transformed from who I used to be. I've been given new joy and hope, new desires and new inspiration for my future. 

Sometimes I look back and it's like I blinked and a decade went by. Other times it feels like 2004 was an entire lifetime ago.

Ten years ago I thought I knew God really well. A decade later I know Him better and am more in love with Him than I ever thought possible!

Ten years ago I was passionate about God. A decade later I've learned how passionate God is about me. 

Ten years ago I was working hard to serve God. A decade later I've learned to rest in God's grace and all Jesus has done for me.

Ten years ago I wanted to change the world. A decade later I rejoice in how much God has changed me!


Where I am today is definitely not anything I ever pictured for myself. I'm still not quite back to "normal" life. I still have challenges and struggles, desires yet to be fulfilled, dreams waiting to bloom. But I'm at a more beautiful place with God than I ever imagined! And I know that I'm exactly where God intended me to be - in every way. 

David wrote in Psalm 31, But I trust in you, O LORD; I say, "You are my God." My times are in your hands. -v.14-15a

My times are in God's hands.  

Looking back over the last decade, I see God's presence, faithfulness, love and grace in my life. 

Looking forward, I see God's presence, beauty, power and glory in my life.

Where will I be in ten more years? I have no idea. But I believe with all my heart that it will be an even better place with God than where I am right now. Hallelujah! 

I've learned the journey is often unexpected, but the God of the journey never changes. Whatever comes, I know I can trust the unfailing love and grace of my God. His promises never fail, and He is fulfilling His good purposes for me. 

So here's to the start of a new decade and all God will do in it! 

...as it is written: 
No eye has seen, no ear has heard, no mind has conceived what God has prepared for those who love Him (1 Cor. 2:9).


P.S. This post wouldn't be complete without saying a big THANK YOU to all of you who have prayed for me on this journey. I'm so grateful! I wouldn't have made it this far without your beautiful love, prayers and support. Thank you! And all praise to God for hearing and answering our prayers! God bless you.


Una Década Después

Esta semana ya hace diez años que tomé una decisión muy difícil y dejé mi trabajo. Mi salud estaba siendo cada vez peor y finalmente me di cuenta que tenía que hacer algunos cambios. Pensé que sería una recuperación rápida y volvería a la vida “normal”. Pero no tenía idea de la clase de viaje que tenía delante de mí.

Los últimos diez han sido algunos de los peores y algunos de los mejores años de mi vida.

He experimentado no solamente enfermedad sino también desesperación, desesperanza, falta de vivienda, deuda de facturas médicas, momentos cercanos a la muerte, crisis de fe, ataque espiritual y muchas otras cosas terribles.

Pero también he experimentado el maravilloso amor, amabilidad y generosidad del pueblo de Dios. He sentido a Dios cargándome a través del fuego. Lo he visto hacer milagros para mí. He experimentado Su poder sanador, Su vida de resurrección y Su hermosa obra de restauración.

He tenido el privilegio de guiar a una amiga a la fe salvadora en Jesús. He recibido gracia y fortaleza para escribir cuatro libros. He conocido mucha gente maravillosa que no habría conocido sino en este camino.

He sido liberada de esclavitud del pasado, sanada de heridas pasadas y transformada de quien solía ser. He recibido gozo nuevo y esperanza nueva, deseos nuevos e inspiración nueva para mi futuro.

A veces miro hacia atrás y es como si parpadeara y pasara una década. Otras veces se siente como que el 2004 fue hace toda la vida.

Hace diez años yo pensaba que conocía a Dios muy bien. Una década después sé que lo conozco mejor ¡y estoy más enamorada de Él de lo que nunca creí posible!

Hace diez años yo estaba apasionada por Dios. Una década después he aprendido cuán apasionado está Él por mí.

Hace diez años estaba trabajando duro para servir a Dios. Una década después he aprendido a descansar en la gracia de Dios y en todo lo que Jesús ha hecho por mí.

Hace diez años yo quería cambiar al mundo. Una década después ¡me regocijo en ver todo lo que Dios me ha cambiado!


Donde estoy hoy en día no es definitivamente nada que yo misma haya nunca imaginado. Todavía no estoy de regreso a una vida “normal”. Todavía tengo desafíos y luchas, deseos aún por realizarse, sueños esperando florecer. Pero ¡con Dios estoy en un lugar más hermoso de lo que jamás imaginé! Y sé que estoy exactamente donde Dios quería que estuviera – en todos los sentidos.

David escribió en el salmo 31: Pero yo, Señor, en ti confío, y digo: "Tú eres mi Dios." Mi vida entera está en tus manos. –vr.14-15a

Mi vida está en las manos de Dios.

Mirando hacia atrás en la última década, veo la presencia, fidelidad, gracia y el amor de Dios en mi vida.

Mirando hacia adelante, veo la presencia, belleza, gloria y el poder de Dios en mi vida.

¿Dónde estaré en diez años más? No tengo idea. Pero creo con todo mi corazón que con Dios será un lugar aún mejor que donde estoy ahora mismo. ¡Aleluya!

He aprendido que el viaje es, a menudo inesperado, pero el Dios del viaje nunca cambia. Cualquier cosa que venga, sé que puedo confiar en el infalible amor y la gracia de mi Dios. Sus promesas nunca fallan y Él está cumpliendo Sus buenos propósitos para mí.

Así que ¡Aquí está el comienzo de una nueva década y todo lo que Dios hará en ella!

…como está escrito: "Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman (1 Co. 2:9).


P.D. Esta publicación no estaría completa sin un grande GRACIAS a todos ustedes los que han orado por mí en este viaje. ¡Estoy tan agradecida! No habría llegado tan lejos sin su hermoso amor, oraciones y apoyo. ¡Gracias! ¡Gracias! ¡Y toda la alabanza a Dios por escuchar y responder nuestras oraciones! Dios les bendiga.

No comments: