Wednesday, May 13, 2015

Answers To Prayers Long Forgotten...But Not Forgotten (Respuestas a Oraciones Olvidadas Hace Tiempo… Pero no Olvidadas)


I just love God! He never ceases to amaze me. Lately He's been opening my eyes to some pretty incredible things. 

One thing in particular is that it finally dawned on me that just recently God answered a prayer that I prayed many, many years ago. So long ago, that I had forgotten it. I had forgotten how deep the hurt was, how I cried out to God in my anguish, how I pleaded for Him to do something. The situation seemed impossible, hopeless, dead. So I quit praying about it. Eventually I moved on and forgot about it. 

But now I know that God never forgot about it. 

I know that our Father hears every prayer ever uttered by His children. And He LOVES to answer our prayers! But He also knows what is best in the whole picture of our lives and eternity. So sometimes His answers seem a long time in coming...but He never forgets. Even when we forget. Even when we give up. Even when hope has died and faith sits still. He never forgets. He is faithful. 

Can a mother forget the baby at her breast and have no compassion on the child she has borne? Though she may forget, I will not forget you! -Isaiah 49:15

I think of Elizabeth and Zechariah, who prayed earnestly for a child for many, many years. But they grew old in barrenness. I doubt they forgot their prayer of so many years, but I imagine they gave up on it. Until one day a mighty angel promised a miracle child! God had not forgotten. 

Or I think of the Jews who were scattered to Assyria and Babylon. Living in a foreign land, did they keep praying to be restored? Or did they give up and settle for simply existing, so far from their homeland? Little knowing that God was already preparing the way for their return and restoration. He did not forget them, no matter how many times they forgot Him. 

I think we can't possibly conceive, 
...how much God wants to answer our prayers! 
...how deeply He loves us!
...how He delights in doing things for us and in us!

I'm still amazed and in awe of how God has answered the cry of my heart from all those years ago. An answer so worth waiting for! 

I know sometimes God's answer is "no." And truly, that's good too, because it is an answer, and because our Father always does what is best for us. 

But how many times does it seem like there's no answer? So we give up, move on and wonder why God won't answer our prayers...little knowing that He has already answered every prayer in eternity. We just haven't seen the answer arrive yet in our experience of time.  

I believe that our heavenly Father is ALWAYS at work in our lives, even when we can't or don't see it. 

I encourage you this week to ask Jesus to give you open eyes and listening ears to His work in your life. You might be surprised at what He reveals.


Thank you Father for amazing me afresh this week! Thank you for hearing and for answering our every prayer, in the best way and time. Help us to continually see and rejoice in what an awesome God you are! Amen. 



Respuestas a Oraciones Olvidadas Hace Tiempo… Pero no Olvidadas

¡Me encanta Dios! Nunca deja de asombrarme. Últimamente, me ha estado abriendo los ojos a algunas cosas bastante increíbles.

Una cosa en particular es que finalmente he caído en cuenta que hace poco Dios respondió una oración que había elevado hace muchos, muchos años. Hace tanto tiempo, que yo la había olvidado. Había olvidado lo profunda que fue la herida, cómo clamé a Dios en mi angustia, cómo le pedí que hiciera algo. Esta situación parecía imposible, sin esperanza, muerta. Así que dejé de orar al respecto. Eventualmente seguí con la vida y me olvidé del asunto.

Pero ahora sé que Dios nunca lo olvidó.

Sé que nuestro Padre escucha cada oración elevada por Sus hijos. Y ¡a Él le ENCANTA responderlas! Pero también sabe qué es lo mejor en todo el cuadro de nuestras vidas y la eternidad. Así que a veces parece que sus respuestas demoran mucho tiempo… Pero Él nunca olvida. No, aunque nosotros sí. Aunque nos rindamos. Aunque la esperanza haya muerto y la fe permanezca quieta. Él nunca olvida. Él es fiel.

¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! –Is. 49:15

Pienso en Elisabet y Zacarías, quienes oraron fervientemente por un hijo por muchos, muchos años. Pero se hicieron viejos en esterilidad. Dudo que hayan olvidado su oración de tantos años, pero imagino que renunciaron a ella. ¡Hasta que un día un ángel poderoso prometió un hijo a través de un milagro! Dios no había olvidado.

O pienso en los judíos que fueron esparcidos a Asiria y Babilonia. Viviendo en una tierra extranjera, ¿se mantuvieron orando para ser restaurados? O ¿renunciaron y se establecieron para sencillamente existir, tan lejos de su tierra natal? No sabían que Dios ya estaba preparando el camino para su regreso y restauración. Él no los olvidó, sin importar cuantas veces ellos sí lo olvidaron.

Creo que no podemos concebir,
… lo mucho que Dios quiere responder nuestras oraciones!
… cuán profundo es Su amor!
… cómo se deleita en hacer cosas por nosotros y en nosotros!

Todavía estoy maravillada por la manera como Dios respondió al clamor de mi corazón de hace tantos años. ¡Una respuesta por la que valió la pena esperar!

Sé que a veces la respuesta de Dios es “no”. Y verdaderamente, eso también es bueno, porque es una respuesta y porque nuestro Padre siempre hace lo que es mejor para nosotros.

Pero, ¿cuántas veces parece que no hay respuesta? Entonces renunciamos, seguimos adelante y nos preguntamos por qué Dios no responderá a nuestras oraciones… sin saber que Él ya ha respondido cada oración en la eternidad. Solamente que todavía no hemos visto llegar la respuesta en nuestra experiencia del tiempo.

Creo que nuestro Padre celestial SIEMPRE está trabajando en nuestras vidas, aún cuando no lo vemos o no podemos verlo.

Esta semana te animo a que pidas a Jesús que te dé ojos abiertos y oídos dispuestos para Su obra en tu vida. Puede que te sorprendas de lo que revele.


¡Gracias Padre por maravillarme, una vez más, esta semana! Gracias por escuchar y por responder a cada una de nuestras oraciones, de la mejor manera y en el mejor tiempo. Ayúdanos a ver continuamente y regocijarnos en ¡el maravilloso Dios que eres! Amén.

No comments: