Wednesday, May 11, 2016

People Say The Funniest Things (La gente dice cosas muy chistosas)

This week I thought I'd share something more humorous and light-hearted. Enjoy! =)


I know I don't look my age. I've always appeared much younger than I am. When I was in college a little boy I was babysitting couldn't believe I was 21. After a moment of shocked silence, he said to me, "That means when you're 84 you'll only look like you're 74!" Something to look forward to for sure. =)

Then there was the time I was flying home for college break and sitting in the exit row. The flight attendant stopped and asked me how old I was. (You have to be at least 14 to sit in an exit row.) I was slightly offended to be mistaken for a teenager, but in hindsight, she was probably just doing her job.

As my health has improved, I've been out and about more. While in some ways it feels like I lost the last 10 years of my life, I have still aged. But most people assume I'm in my early 20's. Like the older man at McDonalds who asked if I was on spring break from college. And the clerk in the grocery store who told me, "You look too young to have gray hair." 

Sometimes looking younger comes in handy. Like if I want to order off the kids menu at a restaurant. Or if I'm lost and have to ask for directions. Or if I'm totally confused about something and ask the person to repeat it five times until I finally understand. I figure they just think I'm a silly college student. =)

I think the funniest one lately was when I went to an adult Bible study. The age range of the adults was mid-fifties to early 90's. Someone asked who put me in with the "old folks." I tried to explain that I'm not as young as I look, I'm actually in my 30's. One of the ladies looked at me and said, "Honey, I've got clothes older than you!" =)

It's funny how different people have different perspectives of what they see. To the little boy, it was unthinkable that I was as old as 21. To the elderly lady, mid-30's meant not being around as long as some of her wardrobe. Same me, but different perspectives.

I think if we're not careful, we can let others' perspectives of us distort how we see ourselves. In reality the only one who see us perfectly and rightly is God Himself. He sees everything - all our flaws, weaknesses, frailties, talents, abilities, gifts, needs, desires.... He knows us better than we know ourselves. His perspective is the one we need.

I'm learning that the more I see myself the way God sees me, the more truly "me" I become.

So it doesn't really matter if I look like I'm 21, or if I have gray hair in my 30's, or if I can't sit in an exit row. =) What matters is who God says I am, and living my life according to what HE sees in me.


"For you created my inmost being; you knit me together in my mother's womb. I praise you because I am fearfully and wonderfully made; your works are wonderful, I know that full well." -Psalm 139:13-14

"Therefore, if anyone is in Christ, he is a new creation; the old has passed away, behold the new has come." -2 Corinthians 5:17

"Praise be to the God and Father of our Lord Jesus Christ, who has blessed us in the heavenly realms with every spiritual blessing in Christ. For he chose us in him before the creation of the world to be holy and blameless in his sight. In love he predestined us for adoption to sonship through Jesus Christ, in accordance with his pleasure and will—" -Ephesians 1:3-5


La gente dice cosas muy chistosas

Esta semana pensé en compartir algo más jocoso y alegre. ¡Disfrútalo!=)


Sé que no parezco tener la edad que tengo. Siempre he parecido mucho más joven de lo que soy. Cuando estaba en la universidad un pequeñito al que estaba cuidando no podía creer que yo tenía 21. Después de un momento de silencio conmocionado me dijo: “¡Eso significa que cuando tengas 84 parecerá que solamente tienes 74!” Algo que esperar, de seguro. =)

Luego vino el tiempo cuando estaba volando a casa por las vacaciones de la universidad y sentada en la fila de la salida de emergencia. La auxiliar de vuelo se detuvo y me preguntó qué edad tenía. (Tienes que tener por lo menos catorce años para sentarte en la fila de la salida de emergencia.) Me sentí ligeramente ofendida porque me confundieron con una adolescente, pero retrospectivamente, lo más probable es que ella estaba sencillamente haciendo su trabajo.

A medida que mi salud ha ido mejorando, he estado fuera de casa con más frecuencia. Aunque de alguna manera se siente como si hubiese perdido los últimos diez años de mi vida, de todas maneras han pasado los años. Pero la mayoría de la gente asume que tengo apenas un poco más de veinte. Como el señor de edad que en McDonalds me preguntó si estaba en las vacaciones de verano de la universidad. Y el dependiente de la tienda de víveres que me dijo: “Pareces muy joven para tener canas.”

A veces parecer más joven es de beneficio. Por ejemplo, si quiero ordenar el menú para niños en un restaurante. O si estoy perdida y quiero pedir indicaciones. O, si estoy totalmente confundida acerca de algo y pido a la persona que lo repita cinco veces hasta que finalmente entiendo. Me imagino que sencillamente piensan que soy una tonta estudiante de universidad. =)

Creo que la más chistosa últimamente fue cuando fui a un estudio bíblico para adultos. Las edades del grupo estaban entre los 50 y algo y los 90. Alguien preguntó quién me había puesto entre los “viejos.” Traté de explicar que no soy tan joven como parezco, en realidad estoy en mis treintas. Una de las damas me miró y dijo: “¡Querida, tengo vestidos que son más viejos que tú!” =)

Es chistoso cómo diferentes personas tienen diversas perspectivas de lo que ven. Para el pequeño niño, era impensable que yo tuviera tantos años, 21. Para la señora mayor medios 30 significó no haber estado por los alrededores tanto tiempo como su guardarropa. La misma yo, distintas perspectivas.

Pienso que si no tenemos cuidado, podemos permitir que las perspectivas de otros distorsionen cómo nos vemos a nosotros mismos. En realidad el único que nos ve perfecta y correctamente es Dios mismo. Él ve todo – todas nuestras fallas, debilidades, talentos, capacidades, necesidades, dones, deseos… Él nos conoce mejor de lo que nosotros mismos nos conocemos. Su perspectiva es la que necesitamos.

Estoy aprendiendo que mientras más me vea a mí misma como me ve Dios, en más verdaderamente “yo” me convierto.

Así que en realidad no importa si parece que tengo 20, tengo el cabello cano a mis 30 o si no me puedo sentar en la fila de la salida de emergencia. =) Lo que importa es quien dice Dios que soy y que viva mi vida de acuerdo con lo que Él ve en mí.

Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! –Salmo 139:13-14

Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! -2 Co. 5:17

Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo. Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, -Ef. 1:3-5

No comments: