Wednesday, February 12, 2014

Advice To My Younger Self (Consejos a mí misma, más joven)

February 14th is probably the least favorite day of the year for single people. After all, who enjoys a holiday that they can't celebrate? 

The last time I celebrated with a "special someone" on Valentine's Day was back in college. My sweet guy sent me a Valentine's card the size of a poster! I received it before my first class and carried it all over campus, with everyone staring and wondering. =)

However, even though I had a special Valentine's Day that year, I actually knew little about love.  

I'm now 34, and God has taught me much since those college days. If I could go back and talk to myself at age 21, there are a lot of things I would say. 


*I would tell myself that falling in love is easy. But living a life of love toward someone requires the supernatural power of God. 

Falling in love may bring you together, but only God's power and love will keep you together. Instead of focusing on falling in love, begin practicing self-less, faithful, committed love - every single day. That's good preparation for a life-long, fulfilling, love-filled marriage.


*I would explain to myself that the kind of person I marry will largely determine the kind of person I will become. 

Just because I may feel "in love" doesn't mean I'm with the right person for me. But if I desire God's best plan for me above all, then I can trust Him to show me the right man - the man who will help me become the woman God desires for me to be. 


*I would tell myself that I remember what it was like when I was 21, how I wanted someone to love me. But now I know that God is the only one who can satisfy my heart. 

Only God's love can truly fill me up in every way. If I look to another person to fill my need for love, I will be disappointed. And it's only when I am satisfied in God's love for me that I can truly love someone else. 


*I would encourage myself to choose an attitude of patience. 

God knows who is perfectly suited for me, and who I was perfectly designed for. He has perfect timing, and if I wait and trust Him, He'll write the most beautiful love story for me.

Through the longings, lonely moments, tears, and depressing Valentine's Days...a commitment to patience will sustain me, even when I don't feel patient. And when that patience is rewarded, I'll be SO glad I waited and trusted God's plan! 


*I would agree with myself that, yes, falling in love is a wonderful experience. But choosing to commit my life to loving someone every day will change me for the rest of my life - and that's a wonderful thing too.

My life is no longer about me. It's about me and my man together - two people who become one. Two people who now share life for the glory of God.


*I would encourage myself to put my whole focus on Jesus and on growing in love with Him. Whatever happens with earthly relationships, my relationship with Jesus will last for eternity. 

God wants me to live in love with Him - that my first thought every morning and last thought every night is of Jesus and how wonderful He is! 

And unless I'm learning to be satisfied in Jesus and live in love with Him first, I won't be able to fully love the man God gives me.  


*Finally I would admit to myself that even now I'm not an expert at these things, I'm still learning. But whatever happens, I've learned that God is so gracious and faithful to me, even through my failures. His love never fails!


I do wish I had understood some of this wisdom back in my "younger days." However, since I can't go back and tell myself these things, I write them here, in the hope that perhaps someone else will benefit from them. 


This Valentine's Day, whatever your situation, I pray that you will grow more in love with Jesus, and allow His perfect, divine love to satisfy your heart.

Because your love is better than life, my lips will glorify you.
My soul will be satisfied as with the richest of foods; with singing lips my mouth will praise you. 
-Psalm 63:3,5

Happy Valentine's Day. =)


Question - What would you tell yourself if you could go back and talk to yourself at age 21?


Consejos a mí misma, más joven

El 14 de febrero probablemente es el día menos esperado del año para las personas solteras. Después de todo, ¿quién disfruta un festivo que no puede celebrar?

La última vez que celebré el día de San Valentín con “alguien especial” fue cuando estaba en la universidad. Mi dulce hombre me mandó una tarjeta ¡del tamaño de un afiche! La recibí antes de mi primera clase y la cargué por toda la universidad, con todo el mundo mirando y maravillándose. =)

Sin embargo, aunque tuve un Día de San Valentín especial ese año, en realidad sabía muy poco acerca del amor.

Ahora tengo 34 años y Dios me ha enseñado mucho desde aquellos días de la universidad. Si pudiera regresar y hablarme a mí misma a la edad de 21 años, hay muchas cosas que diría.


*Me contaría que enamorarse es fácil. Pero vivir una vida de amor hacia alguien exige el poder sobrenatural de Dios.

Enamorarse puede unirlos, pero solamente el poder y amor de Dios les mantendrá juntos. En lugar de enfocarse en enamorarse, comiencen a practicar amor desinteresado, fiel, comprometido, cada día. Ésa es una buena preparación para un matrimonio lleno de amor, pleno, para toda la vida.


*Me explicaría que la clase de persona con la que me case determinará grandemente la clase de persona en que me convertiré.

Sólo porque pueda sentirme “enamorada” no significa que estoy con la persona correcta para mí. Pero si sobre todo deseo el mejor plan de Dios para mí, entonces puedo confiar en que Él me mostrará el hombre correcto – el hombre que me ayudará a convertirme en la mujer que Dios desea que yo sea.


*Me contaría que recuerdo como era cuando yo tenía veintiuno, como quería que alguien me amara. Pero ahora sé que Dios es el único que puede satisfacer mi corazón.

Solamente el amor de Dios puede satisfacerme verdaderamente en todo sentido. Si busco que otra persona llene mi necesidad de amor, seré decepcionada. Y es solamente cuando estoy satisfecha con el amor de Dios por mí que verdaderamente puedo amar a alguien más.


*Me animaría a escoger una actitud de paciencia.

Dios sabe quien es perfectamente adecuado para mí y para quien fui perfectamente diseñada. Él tiene el tiempo perfecto y, si yo espero y confío en Él, Él escribirá la más hermosa historia de amor para mí.

A través de los anhelos, momentos de soledad, lágrimas y los depresivos Días de San Valentín… un compromiso a la paciencia me sostendrá, incluso cuando no me sienta paciente. Y cuando esa paciencia sea recompensada, ¡Estaré MUY contenta por haber esperado y confiado en el plan de Dios!


*Estaría de acuerdo conmigo misma en que, sí, enamorarse es una experiencia maravillosa. Pero decidir comprometer mi vida a amar a alguien cada día me cambiará por el resto de mi vida – y eso también es algo maravilloso.

Mi vida ya no se trata de mí. Se trata de mí y mi hombre juntos – dos personas que se convierten en una. Dos personas que ahora comparten la vida para la gloria de Dios.


*Me animaría a poner todo mi enfoque en Jesús y en crecer en mi amor por Él. Pase lo que pase con relaciones terrenales, mi relación con Jesús durará por la eternidad.

Dios quiere que yo viva enamorada de Él – que mi primer pensamiento cada mañana y el último cada noche sea de Jesús ¡y lo maravilloso que Él es!

Y a menos que yo esté aprendiendo a estar satisfecha en Jesús y viva enamorada de Él primero, no podré amar completamente al hombre que Dios me dé.


*Finalmente, aceptaría que, aunque no soy una experta en estas cosas, todavía estoy aprendiendo. Pero, pase lo que pase, he aprendido que Dios es muy misericordioso y fiel para conmigo, aún a través de mis errores. ¡Su amor nunca falla!


Me gustaría haber tenido un poco de esta sabiduría en mis “días de juventud.” Sin embargo, como no puedo devolverme y contarme estas cosas a mí misma, las escribo aquí, con la esperanza de que quizá alguien más pueda beneficiarse de ellas.


Este Día de San Valentín, cualquiera que sea tu situación, oro que te enamores más de Jesús y permitas que Su perfecto y divino amor satisfaga tu corazón.

Tu amor es mejor que la vida; por eso mis labios te alabarán.
Mi alma quedará satisfecha como de un suculento banquete, y con labios jubilosos te alabará mi boca.
- Salmo 63:3, 5

Feliz Día de San Valentín. =)


Pregunta - ¿Qué te dirías si pudieras regresar al pasado y hablarte a ti mismo a los 21 años de edad?

No comments: