Wednesday, September 24, 2014

Peace On The Inside (Paz en el Interior)


...otherwise known as contentment. Ah yes, that double-edged, eleven-letter word. 

When we have contentment, it's a beautiful thing. And we often look at other people and think, "Just choose to be content, you'll be so much happier." But when we don't have contentment, as hard as we might try, we just can't seem to make ourselves be content. 

Normally I live on the happy side of contentment. But recently the Lord showed me that I had allowed discontent to creep into my heart. I was focused on my circumstances, weary of health problems and physical limitations, longing for things to be different.

After struggling to let go of the discontent, I finally told God I couldn't do it. But I believed He could, so I asked Him to work this change in me. 

Quietly I heard Him whisper to my heart, "Give thanks." So with tears and faith, I did. I thanked Him that He knows the best plan for me, that He loves me more than I can grasp, that He is trustworthy.... 

Then I came upon several verses about peace in my daily reading:

A heart at peace gives life to the body, but envy rots the bones. -Proverbs 14:30

I have told you these things so that in me you may have peace. In this world you will have trouble. But take heart! I have overcome the world. -John 16:33

"Peace, peace, to those far and near," says the LORD. "And I will heal them." -Isaiah 57:19b

We can have peace; it is always available to us in Christ. I believe contentment is built upon knowing, believing, and rejoicing in the truths God has shown us. Contentment is having peace on the inside, regardless of what's happening outside. 

In God's goodness to me, the day I was struggling the most, I turned on a sermon by Andy Stanley,* and guess what the topic was? You got it - contentment. =) And it was a wonderful message! It was good to be reminded that Paul said he "learned" to be content. And that the secret was in remembering I can do all things through Christ who gives me strength (Phil. 4:13). Andy said every day when you wake up, start the day by saying:
"Lord, I can't. But You can. And you can through me." 

Contentment does not come naturally. But it is possible supernaturally. No matter what circumstances we're in, Jesus lives in us. And He can do through us what we can't do on our own. 

So in reality, we already have peace on the inside of us...in Jesus. 

I'm content with that. =) 


*Here's the link to Andy's message, which is part of a series of great messages. I hope they will all be an encouragement to you. 
(I apologize to my spanish readers that this sermon is only available in English.)


Paz en el Interior

… conocida también como contentamiento. Ah sí, esa palabra de doble filo, de catorce letras.

El tener contentamiento es algo bello. Y con frecuencia miramos a otras personas y pensamos: “sólo escoge estar contento, serás muchísimo más feliz.” Pero cuando no tenemos contentamiento, por mucho que lo intentemos, sencillamente no parece que podamos sentirnos contentos nosotros mismos.

Normalmente yo vivo en el lado alegre del contentamiento. Pero recientemente el Señor me ha mostrado que he permitido que el descontento se introduzca en mi corazón. Me enfoqué en mis circunstancias, hastiada de los problemas de salud y limitaciones físicas, deseando que las cosas sean diferentes.

Después de luchar para deshacerme del descontento, finalmente le dije a Dios que yo no podía. Pero creía que Él podía, así que le pedí que obrara este cambio en mí.

Quedamente lo escuché susurrando a mi corazón: “Da gracias.” Entonces con lágrimas y fe, lo hice. Le agradecí que Él tiene el mejor plan para mí, que me ama más de lo que puedo comprender, que es digno de confianza…

Entonces descubrí varios versículos acerca de la paz en mi lectura diaria:

El corazón apacible es vida de la carne; Mas la envidia es carcoma de los huesos. –Pr. 14:30

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. –Jn. 16:33

“Paz, paz al que está lejos y al cercano," dijo Jehová; "y lo sanaré.” –Is. 57:19b

Podemos tener paz; siempre está disponible para nosotros en Cristo. Creo que el contentamiento se construye conociendo, creyendo y regocijándonos en las verdades que Dios nos ha mostrado. El contentamiento es tener paz en el interior, a pesar de lo que esté sucediendo fuera.

Por la gracia de Dios para mí, el día que más estaba luchando, escuché un sermón por Andy Stanley,* y ¿adivinan cuál era el tema? – contentamiento. =) ¡Y fue un maravilloso mensaje! Fue bueno recordar que Pablo dijo que él “aprendió” a estar satisfecho. Y que el secreto estaba en recordar todo lo puedo en Cristo que me fortalece (Fi. 4:13). Andy dijo que todos los días cuando te levantes, comiences el día diciendo: 
“Señor, yo no puedo. Pero Tú puedes. Y puedes a través de mí.”

El contentamiento no viene naturalmente. Pero es posible sobrenaturalmente. No importa en qué circunstancias nos encontremos, Jesús vive en nosotros. Y Él puede hacer a través de nosotros lo que nosotros mismos no podemos.

De modo que en la realidad, ya tenemos paz dentro de nosotros… en Jesús.

Yo estoy contenta con eso. =)


*Aquí está el enlace al mensaje de Andy, el cual es una serie de grandes mensajes. Espero que todos sean de ánimo para ti.
(Me disculpo con mis lectores en español porque este mensaje está disponible solamente en inglés)

No comments: