Wednesday, August 28, 2013

No Guilt, No Fear (Sin Culpa, Sin Temor)

Therefore, there is now no condemnation for those who are in Christ Jesus (Romans 8:1).
There is no fear in love. But perfect love drives out fear (1 John 4:18a).
No condemnation and perfect love - these are our gifts in Jesus Christ. 

We are no longer guilty. We no longer need to fear anything. 

So why do we? 

What would my life actually look like if I lived with NO guilt and NO fear? 

I'm not sure I can imagine it. 

Guilt and fear are like familiar foes. I may not like them, but I'm used to them. I try not to let them stay around for long, but then I'm not surprised when they return again. I don't want to live with them, but some days it's hard to get rid of them.

How can I change this?

Only by looking at Jesus can I imagine what it's like to live without guilt or fear. He lived this life perfectly - unafraid, sinless. He is the ultimate example of a fearless life. 

But Jesus isn't just a good example for me to follow. 

Jesus lives IN ME! 

Through His life and power at work in me, I can learn to let go of guilt and to reject fear. Hallelujah!


Jesus, thank you for living IN US! Teach us to rely on your life and power to live with no fear and no guilt. May you display your glory in us and through us to a world of hurting people - because you are ABLE! 
Amen.


Now to Him who is able to do immeasurably more than all we ask or imagine, according to His power that is at work within us, to Him be glory in the church and in Christ Jesus throughout all generations, for ever and ever! Amen. -Ephesians 3:20-21

Sin Culpa, Sin Temor

Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús (Romanos 8:1).
En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor (1Jn. 4:18a).

Ninguna condenación y amor perfecto – estos son nuestros regalos en Jesucristo.

Ya no somos culpables. Ya no necesitamos temer nada.

Entonces, ¿qué hacemos?

En realidad, ¿cómo se vería mi vida si viviera SIN ninguna condenación y SIN temor?

No estoy segura de poder imaginarlo.

La culpa y el temor son como enemigos familiares. Puede que no me gusten, pero estoy acostumbrada a ellos. Trato de no permitirles permanecer por mucho tiempo, pero entonces no me sorprende cuando regresan. No quiero vivir con ellos, pero algunos días es difícil deshacerse de ellos.

¿Cómo puedo cambiar esto?

Sólo mirando a Jesús puedo imaginar cómo es vivir sin culpa o temor. Él vivió esta vida perfectamente – sin miedo, sin pecado. Él es el máximo ejemplo de una vida sin temores.

Pero Jesús no es solamente un buen ejemplo a seguir.

¡Jesús vive EN MÍ!

A través de Su vida y poder trabajando en mí, puedo aprender a soltar la culpa y rechazar el temor. ¡Aleluya!


Jesús, ¡gracias por vivir EN NOSOTROS! Enséñanos a descansar en tu vida y tu poder para vivir sin temor y sin culpa. Despliega tu gloria en nosotros y a través de nosotros a un mundo de gente herida – porque ¡tú PUEDES!


Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir,  por el poder que obra eficazmente en nosotros, ¡a él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones,  por los siglos de los siglos!  Amén.
- Efesios 3:20-21

No comments: